¿Juntas impermeables? ¡Sí, gracias!

Silicona para azulejos: baños y cocinas protegidos en pocos minutos

Con una buena silicona para azulejos y juntas podrás mantener las juntas libres de humedades y moho, dando lugar a un hogar más limpio y saludable. El agua tiene que seguir su curso: del grifo al desagüe, pasando por el lavabo, el inodoro o la ducha… pero no fuera de ellos. 

Principales usos de la silicona para azulejos

El mal aislamiento de las juntas en baños y cocinas es un caldo de cultivo para el moho, la suciedad, y otros daños causados por la humedad. Pero no todos los productos aislantes ofrecen los mismos resultados, ya que el tiempo los puede deteriorar. Con una buena silicona para azulejos, podrás sellar las juntas de los azulejos con la ducha, el lavabo, el fregadero, y cualquier rincón del baño o la cocina donde pueda acumularse la humedad.

La silicona para azulejos sirve para unir distintos materiales a baldosas y azulejos (sanitarios, encimeras de cocina, etc.) y evitar así filtraciones, pero no es un producto indicado para unir azulejos entre sí. Si lo que necesitas es un sellante para aplicar entre las baldosas y azulejos, puedes bucar una masilla para baldosas.

Cómo aplicar la silicona para azulejos

La silicona para azulejos es fácil de aplicar. Necesitarás estas herramientas:

  • pistola de silicona si se utiliza silicona en cartucho
  • cinta de carrocero
  • guantes
  • espátula para alisar la silicona (o puedes hacerlo con el dedo)

Sigue estas sencillas instrucciones:

La seguridad es lo primero. Lee atentamente las instrucciones de uso y seguridad del fabricante antes de su aplicación. Usa guantes para mayor protección.

Limpieza. Para asegurar un sellado efectivo, limpia bien las superficies de suciedad y restos de silicona vieja. Deja secar por completo antes de aplicar el producto.

Aísla la zona. Coloca la cinta de carrocero a cada lado de la junta donde vayas a aplicar la silicona. Asegúrate de que los lados de la cinta estén rectos y paralelos entre ellos.

Prepara la silicona. Si utilizas una silicona en cartucho, haz una abertura de unos 3 milímetros en la abertura del cartucho con un cúter o unas tijeras. Coloca la boquilla y corta el extremo en el diámetro recomendado para la junta que vas a sellar, preferentemente en un ángulo de 45 grados. Si utilizas una silicona en formato de tubo, corta la boquilla en el ángulo deseado siguiendo las instrucciones del envase.

Aplica la silicona. Ejerce presión de forma firme y continua en el pulsador de la pistola de silicona mientras la aplicas a lo largo de la junta.

Alisa del producto. Para alisar la silicona aplicada, ayúdate de una espátula o con el dedo previamente enjabonado. Luego, retira la cinta de carrocero con cuidado. Para mejores resultados, vuelve a alisar de nuevo por si se ha levantado el producto al retirar la cinta. Deja secar según las instrucciones.

Cómo sellar las juntas de los azulejos con la ducha

Cómo escoger la silicona para azulejos adecuada 

Existen otros productos para sellar las juntas de azulejos entre sí, como la masilla para baldosas. Sin embargo, la silicona para azulejos es más flexible y cuenta con beneficios y propiedades que la convierten en una de las favoritas a la hora de unir los azulejos con muebles de baños y cocinas o sanitarios.

Si buscas un producto específico para las zonas húmedas de tu hogar, puedes emplear Baño Sano Baños y Cocinas de Pattex, una silicona sanitaria de alta durabilidad, resistente al moho y a los productos de limpieza más comunes. Y si necesitas un acabado de calidad y rápido, Baño Sano No Más Moho de Pattex ofrece una alta resistencia al moho y soporta el contacto con el agua tan solo 1 hora después de su aplicación.

Por último, si buscas una solución efectiva y sin esfuerzo, con Pattex Re-new podrás sellar las juntas de los azulejos en tu baño y cocina sin necesidad de eliminar el sellador anterior y sin requerir de una pistola de silicona, ya que se aplica fácilmente con el mismo aplicador que trae el envase. ¡Es tan sencillo como usar un subrayador!

Con una silicona para baños y cocinas de calidad y bien aplicada, no solo obtienes un acabado limpio y libre de moho, sino que puedes evitar daños mayores –y costosos– por filtración de agua en zonas no visibles.