8 min lectura
Refleja tu lado profesional

Cómo colgar un espejo sin taladrar: trucos y consejos

Cómo colgar un espejo sin taladrar: trucos y consejos

En esta guía aprenderás a colgar un espejo sin taladrar y sin necesidad de otros elementos externos. Te explicamos cómo preparar la pared, cómo colocar el espejo, y cuál es el tipo de pegamento más adecuado.

En este artículo:

CÓMO COLGAR UN ESPEJO SIN TALADRAR: PRIMEROS PASOS

Debido a la fragilidad del vidrio, es posible sentir ciertos nervios a la hora de colocar un espejo en la pared. Pero con las herramientas y preparación adecuadas, se puede convertir en un trabajo sencillo y con unos excelentes resultados estéticos y funcionales.

Materiales necesarios

En primer lugar, tendrás que preparar la pared para la instalación:

  1. Evita instalar el espejo con temperaturas extremas. Para obtener un buen resultado, se recomienda hacerlo con una temperatura ambiente de entre +15 °C y +30 °C.
  2. Limpia bien la pared y asegurate que esté seca, sin polvo y exenta de grasas. Las pinturas nuevas deben estar secas y adheridas. En superficies viejas deben arrancarse las pinturas, papeles, tejidos etc, debiendo reacondicionar la pared en caso necesario.
  3. Limpia la parte trasera del espejo, asegurándote de que no haya polvo o suciedad en las superficies a unir. Es recomendable realizar una prueba de compatibilidad en el dorso del espejo.
  4. Haz marcas en la pared usando cinta de carrocero y un lápiz para saber dónde irá colocado el espejo. 

Consejo de experto

INSTRUCCIONES PARA COLGAR UN ESPEJO SIN TALADRAR

Una vez esté lista la pared, ya puedes comenzar con la instalación. Un par de manos extra te serán de gran ayuda, sobre todo cuando se trate de colgar un espejo pesado sin taladrar. Estos son los pasos a seguir:

  1. Prepara el adhesivo siguiendo las instrucciones del fabricante. Si vas a emplear un pegamento en cartucho, asegúrate de tener la pistola a mano y corta la cánula de aplicación a la medida deseada.
  2. Aplica unas líneas de adhesivo en la parte trasera del espejo. Por lo general, las líneas deberían medir entre 5 y 8 cm, repartidas uniformemente por toda la superficie. Deja un margen sin pegamento en los extremos del espejo para evitar que el exceso de adhesivo sobresalga por los bordes.
  3. Levanta el espejo y acércalo a su lugar definitivo (con ayuda, idealmente). Asegúrate de que esté bien alineado con las marcas señaladas anteriormente y comprueba con un nivel que esté recto.
  4. Presiona el espejo firmemente contra la pared y asegúralo con cinta adhesiva doble cara para espejo o con otros elementos hasta que el adhesivo haya curado por completo. Consulta los tiempos de curado y secado en las instrucciones del producto.

PEGAMENTOS PARA COLGAR UN ESPEJO SIN CLAVOS

No todos los adhesivos son útiles para colgar espejos sin taladrar. Los espejos tienen una superficie única y requieren de un pegamento especialmente apto para sostenerlos firmemente en la pared.

Para instalaciones fuertes y duraderas, puedes optar por un pegamento de montaje como No Más Clavos Para Todo de Pattex ideal para colgar un espejo sin clavos en zonas húmedas, disponible en acabado blanco.  El producto tiene unas características específicas que permiten un agarre inicial potente en superficies como espejo, azulejos, cerámica, y muchos otros materiales presentes en el hogar.

Para complementar la aplicación recomendamos  que la cinta sea No Más Clavos Cinta de Pattex, una cinta adhesiva que soporta cargas de hasta 120 kg por rollo con una adhesión extrafuerte. 

En caso de espejos muy pesados se recomienda calzar el espejo durante el proceso de curado.

Comparte tus propios proyectos

También te puede interesar