Arreglar la suela

de un zapato de invierno

Todos tenemos ese par favorito de zapatos sin los que no podemos vivir. Por lo general, no solo son bonitos, sino también los más cómodos. Ahora ya no hay necesidad de decirles adiós si se te estropea una suela: aquí te enseñamos a arreglar la suela de un zapato de invierno. ¡Unos pocos minutos de tu tiempo pueden prolongar la vida de tus zapatos!

Reúne los materiales

Necesitarás un pegamento multiusos (p. ej., Pattex Repair Extreme 20gr), un paño, una brocha, palos de madera y una abrazadera.

Paso a paso

cómo conseguirlo:

PASO 1

Limpia el zapato

Limpia las superficies del zapato y la suela que vas a pegar. Primero limpia con la brocha para quitar el exceso de pegamento y la suciedad. Limpia toda el área con un paño de algodón húmedo y, si es posible, quita la suela por completo.

PASO 2

Aplica el adhesivo

Aplica líneas del pegamento multiusos (p. ej., Pattex Repair Extreme 20gr) en un lateral de la suela.

PASO 3

Pega la suela del zapato

Alinea la suela con la parte del talón del zapato de manera uniforme y presiona para unirlas. Aplica presión durante unos minutos. Cuanto mejor sea la unión, más durará el zapato.

PASO 4

Retira el exceso de producto

Usa un palo de madera para retirar cualquier exceso de pegamento entre el zapato y la suela.

PASO 5

Presiona la suela del zapato

Si la zona de reparación es la del talón, coloca un objeto pesado encima del zapato para aplicar presión y conseguir una unión más fuerte. Si el área de reparación incluye la parte frontal del zapato, usa la abrazadera para presionar fuertemente la suela contra el zapato.

PASO 6

Deja secar

Espera 24 horas para que el pegamento seque y ya podrás volver a ponerte tus zapatos. Aplica esta técnica a todos tus zapatos y ahorra dinero con el uso de un solo producto. ¡Puedes ponerte tus zapatos de nuevo y guardarlos en un zapatero ampliable!

Productos

Destacados