Cómo reparar

un lavamanos quebrado

No tires tu lavabo porque esté roto. ¡Puedes repararlo de una manera sencilla y rápida! Quedará como nuevo y nadie se dará cuenta de que lo has reparado.

Reúne los materiales

Necesitarás masilla reparadora (p. ej., Pattex Barrita Arreglatodo Universal), un paño y papel de lija.

Paso a paso

cómo conseguirlo:

PASO 1

Prepara la masilla reparadora

Mezcla la masilla reparadora (p. ej., Pattex Barrita Arreglatodo Universal) hasta que adquiera un color uniforme.

PASO 2

Limpia las piezas rotas

Para una mejor adherencia, utiliza un paño húmedo para limpiar la pieza rota del fregadero y la zona en la que la vas a pegar.

PASO 3

Aplica el producto

Aplica la masilla reparadora, presionando con el dedo en el agujero y cubriendo el área que quieres rellenar.

PASO 4

Lija el exceso de producto

Cinco minutos después de aplicar el producto, líjalo hasta que quede niveledo con la superficie.

PASO 5

Deja secar

Deja que se seque durante 24 horas y evita usar agua en el lavabo para asegurar una buena adherencia. Después, podrás utilizar tu lavabo reparado como si fuera nuevo. ¡Quizás te interese añadir un estante para la ducha a tu cuarto de baño, para que esté más organizado!