Limpia y sella

Píllale el truco a limpiar

los restos de silicona

Antes de ponerte manos a la obra, necesitarás quitar el sellador viejo. Una superficie limpia es esencial para que esas juntas, grietas y demás espacios queden libres de humedad y de otros materiales que puedan llegar a acumularse. Aquí descubrirás cómo quitar la silicona vieja para dejarlo todo como nuevo.

Cómo quitar silicona: Información necesaria

Un correcto sellado con silicona es esencial para mantener en buen estado los baños, cocinas y otras zonas de la casa. La silicona se usa para rellenar grietas y sellar juntas de ventanas, puertas, tuberías y marcos. Esto evita que el aire, agua, polvo y otros materiales se filtren por el sellado, dejando todo bien climatizado.

Un buen sellado de silicona puede marcar la diferencia entre un apaño y una instalación limpia y profesional. Para ello recomendamos Pattex Perfect CASA Universal, un sellador de silicona de un solo componente formulado para sellados en general. Este sellador es fácil de aplicar y tarda aproximadamente 15 minutos en formar piel y 24 horas en secar. En un día tendrás un sellado que evitará que penetre la humedad, el aire, el polvo o cualquier otro material.

Pero con el tiempo, hasta el mejor sellado puede ensuciarse o perder sujeción. Antes de iniciar algún proyecto del hogar como instalar elementos de baño o cocina, puede que sea necesario quitar la silicona existente. Aunque lleve un poco de tiempo, valdrá la pena.

Cómo quitar la silicona de la bañera

Es inevitable que la humedad, el jabón, la suciedad y otros tipos de residuos se acumulen en los baños. Ya sea que estés preparando para sellar y dejar tu bañera como nueva o simplemente quieras darle un nuevo aire a tu bañera actual, primero necesitarás limpiar la silicona seca.

  1. Ablanda la silicona vieja. Una forma de hacer esto es con un eliminador de silicona. Este producto debilitará la estructura interna de la silicona, haciéndola más fácil de limpiar. Sin embargo, los eliminadores de silicona no son compatibles con todo tipo de materiales, así que deberás informarte bien antes de aplicar el producto. En esos casos, tendrás que eliminar el sellador físicamente.
  2. Retira la silicona. Hay varias formas de hacer esto. Puedes usar un cúter profesional o una espátula para cortar y luego tirar del sellador. Si hay varias capas de sellador, un alicate de punta fina es lo que mejor funciona. También hay herramientas especializadas para eliminar la silicona con las que podrás quitarla limpiamente. Lo más importante es hacerlo con cuidado para no dañar la bañera o los azulejos, sobre todo al usar herramientas afiladas. Ve a tu ritmo, usa equipo protector y sé cuidadoso.
  3. Limpia la superficie. Después de quitar la silicona, limpia la superficie hasta que ya no queden residuos o suciedad. Puedes usar un paño húmedo con lejía o con un limpiador sin amoníaco, o bien, el limpiador spray Pattex Baño Sano Anti-Moho, para limpiar la mayoría de superficies. Este producto es ideal para eliminar manchas de moho en las superficies, además de prevenir su aparición gracias a su limpieza retardada. Este proceso debería eliminar todo el moho que pueda haber. Para limpiar otros materiales más sensibles puedes emplear sustancias menos fuertes, como el alcohol de farmacia. Si vas a usar un eliminador de silicona, consulta bien las instrucciones para saber cuáles son los mejores materiales de limpieza para usar con el eliminador. Deja que la superficie se seque antes de aplicar el sellador nuevo.

Para un sellado resistente a prueba de moho en cocinas y baños, usa el sellador Pattex Baño Sano Baños y Cocina. Este sellador de silicona acética es fácil de aplicar y de limpiar, crea un sellado de larga duración a prueba de agua, y es perfecto para bañeras, duchas y lavabos.

Si en vez de sellar prefieres únicamente darle un toque de vida a tus juntas del baño, usa Pattex Re-New. No tienes que eliminar el sellado actual, solo tienes que aplicar directamente el producto sobre la junta a renovar y estará más blanca, protegida del moho, con una adhesión fuerte sobre silicona.

Antes de sellar o renovar las juntas de lavabos o bañeras, asegúrate de que las superficies estén libres de residuos y humedad. Los selladores de silicona y pegamentos necesitan una superficie seca y limpia para lograr un sellado duradero.

Cómo quitar restos de sellador

Limpiar restos de silicona seca puede parecer todo un reto. La silicona está hecha para sellar con fuerza, lo cual hace que eliminarla por completo sea una tarea agotadora. Pero es imprescindible contar con una superficie limpia y sin restos de silicona antes de aplicar la silicona nueva. Así que, ¡a por ello!

  1. Ablanda el sellado. Antes de comenzar a quitar los restos de silicona seca, deberás ablandarla todo lo que puedas. Para quitar restos de masilla con base de acrílico o látex, puedes usar algún producto eliminador comercial específico, el cual aflojará la adhesión del sellador con los materiales. Para sellados de silicona, usa un eliminador de silicona hecho específicamente para este tipo de material. Si necesitas eliminar el sellado de materiales delicados, o si no quieras usar un eliminador comercial, mezcla un limpiador en polvo potente con agua tibia hasta formar una pasta, y después aplícalo con cuidado sobre el sellador con un bastoncillo de algodón.
    Para superficies pintadas, barnizadas o con laca, el alcohol desnaturalizado ofrece buenos resultados. El eliminador de sellado puede ser otra opción, pero es mejor hacer una pequeña prueba en una zona pequeña o no visible antes de comenzar.
    Una vez hayas escogido el material que vas a usar, recuerda usar guantes protectores y trabajar en una zona con buena ventilación. Evita los derrames innecesarios y toma las precauciones necesarias con cualquier material inflamable.
  2. Llegó el momento de quitar el sellador. Usa un cúter para hacer cortes por las juntas verticales y horizontales del sellado. Una vez retirado el pedazo triangular del sellador, limpia las juntas usando una esponja o un cepillo para fregar. Si todavía hay residuos difíciles de quitar, usa una cuchilla con mucho cuidado para no dañar la superficie. Evita el uso de papel de lija, ya que el sellador puede pegarse a su superficie áspera dando lugar a un molesto y pegajoso resultado. Tras limpiar bien las juntas superficiales, puedes seguir retirando el sellador de las partes más profundas de la unión.
    Si encuentras moho en la zona, usa agua tibia con lejía o con un limpiador sin amoníaco. También recuerda que puedes usar el spray Pattex Baño Sano Anti-Moho, que además ayudará a prevenir y eliminar cualquier aparición de moho en la superficie. el Al terminar, usa agua tibia para limpiar la superficie.
  3. ¡A sellar! Una vez retirados los restos de sellador viejo y con la superficie limpia y seca, ya está listo para aplicar el nuevo sellador. Si buscas un sellador resistente y multiuso para cualquier tarea, usa Pattex Perfect Casa Universal. Es fácil de usar, apto para exteriores e interiores, y consigue un sellado fuerte y flexible de gran duración. Es ideal para bañeras, duchas, lavabos, encimeras, marcos de puertas y ventanas, azulejos y rodapiés.

Saber cómo quitar bien los restos de silicona o sellador no sirve únicamente para mejorar el aspecto general de tu hogar. Cualquier resto de sellador viejo en los materiales a unir evitará que el sellado nuevo se adhiera, lo cual puede provocar que salga moho en la zona. No dejes que pase el tiempo, mejor quita la silicona vieja desde un principio y ahórrate problemas en el futuro.