Masilla epoxi: más por menos

Masilla epoxi:

la prueba de fuego

Ahorra tiempo y dinero haciendo tus propias reparaciones con la masilla epoxi. Existe una gran variedad de fórmulas para usos específicos que se adaptan a cada proyecto, desde las masillas epoxi para metal hasta las masillas resistentes al agua. A continuación te mostramos los detalles y usos de este singular adhesivo bicomponente.

¿Qué es la masilla epoxi?

Se llaman masillas epoxi aquellos adhesivos formados por dos componentes que endurecen al secarse a temperatura ambiente y que tienen la capacidad no solo de funcionar como pegamento, sino de rellenar superficies y cavidades. Como sucede con otros adhesivos epoxi, la resina y el endurecedor vienen separados para ser mezclados en el momento de usarlos. Nural 10 Masilla es un excelente ejemplo de un bicomponente apto para reparaciones de fontanería y calefacción que pega, reconstruye y sella de forma permanente. Se mezcla en tan solo 3 minutos y permite la manipulación de las piezas hasta 15 minutos después de la aplicación. Es resistente al agua, por lo que también resulta perfecta para tus reparaciones en el jardín. Además, seca en tan solo 1 hora y puede lijarse y pintarse como desees.

Masilla epoxi: dos componentes, un solo adhesivo

A diferencia de otros adhesivos, la masilla epoxi pueden rellenar grietas, fisuras y perforaciones, o utilizarse para la creación de piezas para estructuras. Es decir, es ideal para reparaciones con elementos estructurales a medida, ya que puedes moldearla como plastilina para reparar los ángulos de una cornisa o pequeños daños en el alicatado. Además, resiste la exposición a la humedad como ningún otro adhesivo y sella incluso bajo el agua.

Las masillas epoxi son de gran utilidad cuando debemos fijar tornillos con tacos a las paredes. Si necesitas una masilla para un arreglo o proyecto, es importante saber qué tipo de unión realizarás y qué superficies debes fijar. Para conocer más detalles puedes controlar las indicaciones del fabricante en el envase.

Pattex ha creado un adhesivo bicomponente de gran versatilidad: Barrita Arreglatodo Universal. Este fantástico producto multimaterial sella, pega, reconstruye y rellena las superficies más variadas. Hierro, acero, cobre, aluminio, cerámica, madera y plástico son solo algunos de ellos. De fácil aplicación y rápido secado, es la solución ideal para reparaciones en espacios húmedos como el baño o en exteriores, ya que endurece incluso bajo el agua y no se agrieta ni oxida. 

Para usos más específicos, Pattex ha desarrollado Barrita Arreglatodo Metal, una masilla epoxi reforzada con partículas de metal que pega, repara, sella y reconstruye. Además, cuenta con una fórmula que no produce irritaciones y un práctico envase con cortador incorporado. Esta masilla multimaterial puede aplicarse sobre piedra, ladrillo, yeso, cerámica, madera, acero, aluminio, PVC, cristal, plásticos, corcho y espejos, entre otros. Endurece en minutos, es resistente al agua y mantiene su color blanco al secar para que puedas pintarlo cuando y como desees.

Cómo aplicar la masilla epoxi

En esta sección, encontrarás información acerca de cómo utilizar la masilla epoxi para rellenar o pegar en distintas superficies.

Si debes trabajar con masilla epoxi, te aconsejamos proteger tus manos con guantes que puedas humedecer para facilitar el mezclado y aplicación del adhesivo y conseguir superficies más lisas.

Reúne los materiales. Puede ser de utilidad contar con utensilios como un cuchillo, papel de lija o un cepillo de acero, guantes y un paño húmedo. 
Trabaja correctamente. Usa guantes y lava tus manos después de haber aplicado el adhesivo.
Prepara el área de trabajo. Asegúrate de que las superficies estén limpias y secas, libres de polvo, aceites o cualquier otra obstrucción. Para una mejor adhesión, puedes lijar las partes lisas o usar un cepillo de acero. 
Mezcla la masilla epoxi. Consulta las instrucciones del fabricante para conocer las proporciones adecuadas.
Para rellenar. Aplica la masilla sobre la superficie que deseas adherir en los tiempos que indican las instrucciones. Presiona el adhesivo para rellenar la grieta o agujero y usa tus manos para quitar el exceso y alisar. 
Para pegar. Si tu proyecto o reparación requiere uniones, coloca la cantidad necesaria de masilla entre las partes a unir y presiona con firmeza. Si las superficies estuvieran húmedas o mojadas, sujeta las piezas para asegurar una adhesión resistente. Para ello, puedes ayudarte de un sargento de carpintero.
Un buen acabado. Antes del secado, frota delicadamente la masilla con un paño húmedo. Consulta las instrucciones para saber cuándo podrás lijar, perforar o pintar la masilla epoxi.
Limpieza final. Quita los residuos de masilla con ayuda de una cuchilla o una espátula antes de que seque por completo.