¡Quítalo todo!

Quitar restos de pegatinas es así de fácil

¿Necesitas quitar las pegatinas que has usado para personalizar tus cosas? Sigue estos consejos para eliminar adhesivos de manera sencilla y eficaz y quedarán como nuevos. 

Cómo quitar pegatinas

Personalizar tus cosas con pegatinas o adhesivos es genial y pueden ser muy útiles si se trata de señalizaciones o advertencias y medidas de precaución. Los adhesivos son perfectos para vehículos, herramientas, ventanas y otros artículos del hogar. 

Sin embargo, quitarlos suele ser algo más complicado ya que no se despegan fácilmente o dejan restos de residuos que no quedan bien. Si quieres que las superficies y objetos brillen como nuevos, necesitas saber cómo quitar pegatinas y adhesivos correctamente. Para asegurarte de no dañar las superficies, haz una prueba en una zona poco visible antes de proceder con cualquier aplicación.

Cómo eliminar residuos de adhesivo: trucos y consejos

Si las pegatinas no se quitan fácilmente y de una sola vez, prueba con estos consejos.

  1. Procede con suavidad. Evita raspar la superficie con elementos cortantes como cuchillas. Quita el adhesivo con tus dedos aplicando un poco de presión o utiliza una espátula de plástico con bordes redondeados. 
  2. Un poco de agua caliente y detergente para vajillas podría funcionar. Para quitar pegatinas, humedece cuidadosamente la superficie con residuos hasta que se haya ablandado y luego retíralo.
  3. Dirige un secador de pelo hacia la zona afectada hasta que el aire caliente ablande los residuos de pegamento. Utiliza una rasqueta para eliminar el adhesivo completamente.
  4. Humedece un trapo o paño con alcohol. Colócalo sobre el área a tratar, deja actuar unos minutos y finaliza con una espátula. También puedes intentarlo con un lubricante fluido. 
  5. La mantequilla de cacahuete ayuda a quitar los residuos de adhesivo de superficies como madera, cristal o plástico. Colócala sobre el pegamento, déjala actuar por algunos minutos y retírala con un paño limpio.
  6. Aceites de cocina, como el de oliva o de colza, ayudan a quitar los residuos de pegamento. Para hacerlo, cubre con el producto la superficie a tratar para ablandar el adhesivo y raspa con una rasqueta. En algunos casos, el vinagre también funciona.
  7. Los productos específicos para estas tareas son comunes en el mercado. Si te decides por uno de ellos, lee atentamente las instrucciones para proteger las superficies y evitar daños. 

Cómo eliminar residuos de adhesivo de la ropa

No dejes que los restos de pegamento en tu prenda favorita te impidan lucir bien. Sigue estos sencillos pasos y aprende a quitar residuos de pegatinas o etiquetas de precios de tu ropa.

  1. Evita poner prendas con restos de pegamento en la lavadora. Una vez seco el pegamento será aún más difícil quitarlo. Asegúrate de controlar las instrucciones, especialmente en caso de detergentes específicos u otros materiales.
  2. Aplica un detergente de calidad sobre el área afectada. De ser posible, pruébalo antes en una parte pequeña y poco visible. Si el producto es el adecuado, aplícalo asegurándote de cubrir toda la superficie afectada.
  3. Lava tu prenda o tela normalmente. Hazlo a baja temperatura (40 °C o menor) para evitar que el calor endurezca aún más la mancha.
  4. Si no has conseguido extraer los residuos, repite el proceso. Si se trata de una mancha difícil, puedes probar aplicando alcohol, cuidando siempre de no dañar el material.

Existen muchos tipos de productos para quitar adhesivos en el mercado, pero no todos son adecuados para cualquier tela. Controla la etiqueta de tus prendas para asegurarte de elegir bien.

Cómo quitar cinta adhesiva sin dejar rastros

La cinta adhesiva tiene innumerables usos, pero transcurrido un tiempo puede dejar residuos de pegamento al intentar quitarla. Aquí tienes una forma sencilla de deshacerte del adhesivo sin dejar rastros.

  1. Quita adhesivos estructurales de paneles, molduras o pisos con una espátula. Hazlo cuidadosamente ya que, si el pegamento se ha secado o se trata de una superficie pintada, tomará algo más de tiempo.
  2. Ablanda la cinta adhesiva con agua jabonosa tibia y raspa para retirarla. Puedes emplear este método en materiales como: acrílico, yeso, asfalto, cobre, esmaltados, cristales, linóleo, mármol, estaño o vinilo. 
  3. Usa un secador de pelo para calentar y ablandar la cinta y una rasqueta para raspar suavemente la superficie sin dañarla.
  4. Prepara una solución con agua y detergente para lavadora o bicarbonato de sodio. Crea una pasta que puedas aplicar con un cepillo suave o cepillo de dientes. Deja actuar unos minutos y enjuaga con agua tibia. 
  5. Una pequeña cantidad de alcohol funciona como disolvente para adhesivos sensibles a la presión. Usa un paño con textura, por ejemplo un retazo de toalla, y frota con cuidado. También puedes probar con un alcohol mineral o un lubricante en spray, pero asegúrate de enjuagar completamente. 

¡Atención! Prueba los productos en áreas seguras antes de usarlos para evitar daños en las superficies. 

Quitar pegatinas: etiquetas adhesivas grandes y difíciles

Es sabido que cuanto más grande es el adhesivo, más trabajosa será su limpieza. No te preocupes, basta seguir algunos sencillos pasos para recuperar cualquier superficie. 

  1. Limpia la pegatina y su contorno con agua jabonosa tibia. Asegúrate de quitar suciedades, partículas y posibles obstrucciones.
  2. Calienta la superficie. El calor del secador de pelo ayuda a despegar adhesivos. Evita emplear pistolas de calor potentes para no dañar la pintura.
  3. Usa las puntas de los dedos, una tarjeta de plástico o algún otro elemento para despegarla suavemente sin dañar la superficie.
  4. Si nada ha funcionado, utiliza un producto para quitar pegamentos. Antes de proceder, asegúrate de hacer una prueba en una zona no visible. Cuando hayas comprobado que el producto funciona correctamente, aplica una pequeña cantidad de producto en un paño de microfibra. Deja actuar al menos un minuto y retira los residuos con ayuda de un trapo húmedo.
  5. Lava de nuevo para quitar posibles residuos. Si lo deseas, puedes lustrar la superficie para un mejor acabado.