Selladores y adhesivos para bañeras

Zambúllete en el mundo del sellado de bañeras

Hay que tener buen ojo al momento de hacer un sellado de bañera seguro y sin filtraciones. Con un poco de paciencia y tiempo podrás remodelar o cambiar el sellado en tu baño. ¡Es muy sencillo, inténtalo!

Sellado de bañera: lo que necesitas saber

El sellado de bañera es uno de los pasos más importantes en una instalación y puede ser muy sencillo con los productos y herramientas adecuadas. Si quieres cambiar el sellado de tu bañera, asegúrate de quitar el actual para garantizar una aplicación correcta.

Qué necesitas para sellar una bañera

Necesitarás lo siguiente: 

  1. Rascador con cuchillas de plástico para remover el sellador viejo
  2. Pinzas para las zonas de difícil acceso
  3. Aspiradora para limpiar restos de sellador
  4. Alcohol desnaturalizado y un paño para limpiar la superficie de la bañera
  5. Lejía diluida para las partes húmedas y con moho
  6. Cinta de carrocero para una aplicación limpia y precisa
  7. Pistola para cartuchos para aplicar el sellador, disponible en cualquier ferretería
  8. Sellador para baños
  9. Herramientas de alisado para alisar las superficies
  10. Guantes para proteger tu piel 

Los mejores productos para sellar una bañera

Escoger el sellador adecuado hará que tu trabajo dure por años sin daños ni filtraciones de agua. Pattex Baño Sano No Más Moho contiene silicona sanitaria de primera calidad que proporciona un sellado resistente que protege del moho. Es impermeable y adhiere sobre cerámica vitrificada o esmaltada, vidrio, fibra de vidrio, porcelana, madera, aluminio anodizado y acero inoxidable, entre otras superficies.

Para renovar juntas sin retirarlas puedes usar Pattex Re-New, un genial aliado de las reparaciones para quienes disponen de poco tiempo. Basta limpiar la superficie y aplicar el producto. Es tan sencillo como mágico. Es una fantástica alternativa para pequeños retoques en el baño o áreas afectadas por el moho. Además, puedes aplicarlo cuantas veces quieras y en solo 6 horas podrás ducharte de nuevo.

Cómo sellar una bañera

Remover el viejo sellado de la bañera

  1. Quitar el sellador actual con el rascador con cuchillas de plástico. Con movimientos rápidos, empuja el rascador en sentido contrario al sellado que debes quitar. De esta manera, podrás eliminario en tiras fáciles de desechar. Usa las pinzas para los residuos restantes.
  2. Limpia con la aspiradora. Usa la aspiradora para deshacerte de los restos de sellador viejo que hayan quedado y obtener una superficie de trabajo limpia y despejada.
  3. Limpia la superficie con alcohol desnaturalizado. Limpia a fondo con un paño para garantizar la máxima fijación del nuevo sellador.
  4. Limpia con lejía. Deberás crear una solución con 1 parte de lejía y 4 de agua para diluirla. Su utilización en la zona de trabajo ayuda a eliminar moho y posibles hongos que suelen alojarse en estas cavidades. Protégete con guantes y asegúrate de que haya buena ventilación. Humedecer la superficie con un trapo viejo y deja que seque por completo antes de aplicar el nuevo sellador.

Sellar una bañera nueva

  1. Prepara tu zona de trabajo antes de aplicar el sellador. Trabaja en una zona limpia, sin grasa ni polvo. Coloca 2 capas de cinta de carrocero junto a la unión que debes sellar para obtener líneas rectas y definidas.
  2. Prepárate para aplicar el producto. Carga la pistola para cartuchos con Pattex Baño Sano No Más Moho o desenrosca la tapa en caso de que tengas el producto en tubo. Luego, corta la boquilla en un ángulo de 45 grados. Asegúrate de que el tubo no se mueva o que la punta del cartucho esté bien colocada.
  3. Aplica el sellador en un ángulo de 45 grados. Mantén la punta del cartucho próxima a la superficie que debes sellar. Procede con cuidado y lentamente asegurándote de presionar el gatillo con mayor o menor fuerza de acuerdo con la cantidad de sellador que necesites.
  4. Alisa el sellador. Ayúdate de un espátula de plástico o rasqueta para alisar la capa de sellador. Presionar levemente ayudará a conseguir una mejor adhesión. Si creas una línea recta con inclinación de 45 grados, conseguirás que el sellador seque más rápido en contacto con el agua y que tu trabajo dure mucho más tiempo. Por el mismo motivo, evita usar los dedos para alisar las juntas, pues se crearían cavidades que acumulan agua y favorecen la proliferación de humedades.
  5. Quita la cinta de carrocero. Una vez allegadas las juntas, quita la cinta de carrocero antes de que el sellador empiece a secarse.
  6. Limpia los residuos. Usa un paño con alcohol para limpiar las zonas donde hayan quedado restos de sellador. Ahorra tiempo y esfuerzo. Si lo haces antes de que el producto haya secado por completo, lograrás un acabado más prolijo y no tendrás que hacerlo luego.

Cómo remover un sellado de silicona 

Pasados algunos días, el sellador habrá secado por completo y podrá proteger las juntas. La clave de un proyecto o reparación exitosa está en los detalles. Por ello, no querrás encontrar residuos de sellados por todos los sitios. Afortunadamente, quitarlos y conseguir un acabado profesional no presenta mayores dificultades. 
Solo necesitarás un paño con alcohol desnaturalizado y un rascador con cuchillas de plástico para raspar con cuidado de no dañar las uniones ni otras superficies. Cuando hayas finalizado, puedes usar la aspiradora para deshacerte de todas las partículas restantes que pudieran alojarse en rincones de difícil acceso.

Si encuentras partes que necesitan ser retocadas o a las que el sellador no ha llegado, ¡no te preocupes! Coloca la cinta de carrocero y procede con una nueva aplicación de sellador.