Pegamento sobre ruedas

Conduce tranquilo con retrovisores como nuevos

BUSCADOR

Encuentra la solución perfecta para tus proyectos en menos de 10 segundos

Escoge el pegamento para cristal del coche adecuado para reparar tu automóvil como un profesional. Hemos preparado una guía con todo lo que necesitas saber.

Un fantástico pegamento para cristal del coche

Escoger el pegamento para cristal del coche correcto para tus proyectos dependerá de los materiales con los que vayas a trabajar. Para asegurarte de cuáles son y qué características tienen, echa un vistazo en la parte trasera del retrovisor y en la cubierta donde colocarás el espejo.

Existen en el mercado pegamentos para pegar retrovisores, como Pattex Nural 5, un adhesivo formulado especialmente para retrovisor de interior y que viene acompañado de una malla impregnada en activador para facilitar la sujeción del espejo.

Para retrovisiores exteriores puedes optar por una resina epoxi como Pattex Crocodile Epoxy, que permite rellenar y alisar superficies; adapto a materiales rígidos y flexibles y de fácil aplicación gracias a su jeringa con mezcla automática que facilita tu trabajo. Resiste al agua, no se daña si es expuesto a la intemperie y alcanza su máxima fuerza en tan solo 1 minuto. Es ideal para reparaciones visibles, ya que no cambia de color al secar.

Si prefieres otro tipo de adhesivo, Pattex Uno Para Todo Universal es una excelente alternativa. La silicona consigue sellados de gran resistencia manteniendo la flexibilidad. Naturalmente, se adapta a superficies porosas y no porosas e impide las filtraciones de humedad.

Cuando escojas el producto que mejor se adecue a tu trabajo, ten en cuenta que debe ser un adhesivo resistente al agua y a la humedad. En cualquier caso, lee atentamente las instrucciones del producto antes de iniciar con tu proyecto para garantizar resultados de calidad.

Cómo aplicar pegamento para retrovisor de coche correctamente

Prepárate. Además del espejo de recambio y el pegamento para cristal del coche, necesitarás lo siguiente:

  • una caja o cazo donde conservar las partes dañadas
  • cinta de carrocero
  • una pistola de calor para eliminar residuos del pegamento anterior

Para protegerte, recuerda usar guantes y gafas protectoras.

La pistola de calor aplicada directamente sobre los adhesivos hace que estos pierdan rigidez. Puedes utilizarla en la cubierta del retrovisor para eliminar residuos y obtener una superficie de trabajo adecuada.

Quita el espejo de la cubierta con cuidado. Usa los guantes para proteger tus manos y un destornillador para las partes más pequeñas y así evitar dañar el soporte donde va el espejo.

Aplica el pegamento para cristal del coche en la parte trasera del espejo asegurándote de no tocar los bordes, respetando una distancia de 1,5 centímetros entre los extremos del espejo y el pegamento. Colócalo en la posición adecuada y elimina los residuos de adhesivo con un paño húmedo.

Déjalo secar. Lee con atención las instrucciones del pegamento para asegurarte de respetar el tiempo de secado. Asegura el retrovisor en la posición adecuada con cinta de carrocero para evitar que se mueva.

Limpia las superficies de trabajo y elimina posibles residuos de adhesivo.