Resina epoxi y nada más

Epoxi: todo lo que hay que saber

BUSCADOR

Encuentra la solución perfecta para tus proyectos en menos de 10 segundos

Sin importar el material, el epoxi o resina epoxídica es la solución más adecuada por su máximo poder de sellado. Ya sea fibra de vidrio, carpinterías, cemento, metales o plásticos, lo importante es escoger un adhesivo de calidad que asegure resultados duraderos. Si te embarcas en un proyecto, consulta esta guía para aprender todo sobre la resina de epoxi y llegarás a buen puerto.

Qué es el epoxi y cómo se usa

La resina de epoxi, también conocida como resina epóxica o resina epoxídica, es un adhesivo bicomponente que se crea como resultado de la mezcla de la resina con un endurecedor. Las dos sustancias están almacenadas en contenedores separados y se unen solo en el momento de su aplicación. Si el producto incluye una jeringa para la mezcla instantánea, este procedimiento puede realizarse automáticamente; de no ser así, debemos hacerlo en un recipiente adecuado. Para asegurar el máximo de su resistencia, es importante que la combinación se realice con partes iguales de ambos componentes.

Una vez mezclados, el adhesivo empieza a trabajar. Durante este proceso, las partes a unir pueden ser movidas o cambiadas. Este tiempo variará de algunos minutos a horas dependiendo del tipo de bicomponente que utilicemos. Cuando hayamos concluido, debemos asegurarnos de no tocar ni mover las piezas para garantizar un encolado firme y duradero.

Además de encontrar opciones de resina epóxica traslúcida para conseguir acabados discretos, este adhesivo es versátil y muy resistente. Es ideal para proyectos del tipo “Hazlo tú mismo” o reparaciones de reconstrucción que requieran rellenar grietas y fisuras. Además, cuando ha secado, se puede lijar, perforar y hasta pintar para darle un acabado perfecto.

Resina epóxica: usos y aplicación

  1. Usa una hoja de lija o una lima para dar textura a las superficies que quieras pegar. Elimina restos de grasa y posible suciedad.
  2. Abre el tapón de la jeringa e inserta la cánula mezcladora. El producto se aplica directamente desde la jeringa con la ayuda del émbolo.
  3. Si no dispones de jeringa mezcladora, mezcla partes iguales de resina y endurecedor en una superficie desechable. Para esta operación, usa la bandeja incluida con el pegamento o un envase de yogur limpio y seco.
  4. Extrae la cánula con cuidado, limpia la punta de la jeringa y vuelve a taparla.
  5. Mezcla la resina y el endurecedor rápidamente hasta obtener una consistencia homogénea (tiempo máximo de mezcla según las indicaciones del producto).
  6. Aplica la cantidad necesaria en las piezas que debes pegar. Júntalas con cuidado y presiona con firmeza. Los tiempos de curado y sellado varían de producto a producto, por ello te aconsejamos controlar las instrucciones.
  7. Quita cuidadosamente los residuos de pegamento.

Epoxi para metal

La resina epoxídica es una excelente alternativa a las soldaduras por su fórmula especialmente diseñada para uniones. Nural-27 de Pattex es un adhesivo de gran resistencia que seca en tan solo 5 minutos. Pega y repara metales. Permite el sellado y relleno de grietas, resiste a altas y bajas temperaturas y, una vez endurecido, puede ser lijado y pintado.

Si se trata de reparaciones que requieren reconstruir partes faltantes, cavidades o piezas rotas, Nural-43 de Pattex es la solución. Requiere solo algunos minutos para prepararla y presenta una elevada resistencia cuando ha secado por completo. Es resistente al agua, aceite y ácidos, y puede lijarse y pintarse para un acabado personalizado.

Epoxi para carpintería

 Si tienes que reparar la carpintería exterior de la chimenea, un marco de ventana o el respaldo de una silla de madera, lo que necesitas es una buena resina epoxídica que sea versátil y efectiva. La Barrita Arreglatodo Madera de Pattex restaura, reconstruye, pega y rellena cualquier superficie o pieza de madera. Es de fácil aplicación, ya que puedes usar tus manos para dosificar las cantidades y moldear el adhesivo para adaptarlo a tus necesidades. Resiste temperaturas de hasta 120 °C, no se agrieta al secar y puedes lijarlo y pintarlo.

Otro adhesivo de singular eficacia en madera es la Barrita Arreglatodo Universal de Pattex, un verdadero aliado para cualquier reparación en el hogar. Pega, sella y reconstruye superficies de madera y otros materiales, aún cuando están expuestos a fuentes de calor como los radiadores. Además, existe Nural-10 de Pattex que pega, sella y reconstruye superficies metálicas, material de obra en general y PVC, soportando temperaturas de hasta 150 °C. Solo debes trabajar la mezcla durante un tiempo máximo de aproximadamente 3 minutos antes de aplicarla. Cuando la unión haya secado, podrás personalizar su aspecto con tu color preferido para que quede como nuevo.

Epoxi para cemento

¿Grietas en las baldosas del camino en tu jardín? Arréglalas hoy con la resina epoxi correcta. Para empezar, ten bien en cuenta qué debes reparar y sabrás cuál escoger. Por ejemplo, si después de pegar las piezas necesitas un tiempo para volver a ponerlas en su lugar, entonces lo aconsejable es optar por un bicomponente que permita la manipulación tras su aplicación.

¿Ya conoces Nural-26 de Pattex? Su fórmula permite un tiempo de mezcla de 30 minutos, y gracias a su resistencia consigue soportar hasta 100 kilos por centímetro cuadrado a partir de aproximadamente 4 horas. El resultado final tendrá un color blanco que puedes lijar y pintar a tu gusto y, al ser resistente a temperaturas extremas, puedes usarlo cómodamente en el jardín o en interiores.

En ocasiones, los trabajos y reparaciones requieren un adhesivo de máxima resistencia. Si se trata de reparar, reconstruir o sellar piedra, cemento, hormigón u otro material de construcción, puedes contar con Nural-35 de Pattex, una masilla reconstructora de construcción; resistente al agua, aceites y ácidos, y con un tiempo de manipulación de hasta 4 horas, es la resina ideal para proyectos de gran exigencia. Puede lijarse y pintarse después del secado para adaptarse a cualquier espacio del hogar, en interiores o exteriores.

Epoxi para PVC

Desde tumbonas a piezas de recambio de coche, el PVC está por todos los lados y nuestras casas no son la excepción. Como es de esperarse, los objetos a veces se dañan y hay que repararlos. Es una buena idea tener siempre a mano un adhesivo específico para los trabajos con materiales sintéticos, como una buena resina epóxica para manualidades y reparaciones.

¿Tubería de lavabo dañada? Para estas reparaciones, se aconseja usar un adhesivo para fontanería como Nural-36 de Pattex. Se necesitan solo unos minutos para preparar la mezcla que adquiere una consistencia moldeable y permite trabajarla durante 1 hora. Es ideal para restaurar y reparar materiales de construcción como PVC y superficies metálicas. Resiste la exposición al agua y al cabo de 12 horas, puede soportar hasta 60 kilos por centímetro cuadrado.

Consejo: puedes acelerar el curado de la resina epóxica con calor, ya que su aplicación ayuda a reforzar la resistencia de la unión.

Epoxi para embarcaciones

Las resinas epoxídicas son de uso frecuente en las reparaciones de artículos de navegación y embarcaciones. La exposición constante al agua, así como a las distintas temperaturas y a productos como aceites y ácidos, requieren un adhesivo que resista estas condiciones con versatilidad y firmeza.

Nural-22 de Pattex es el bicomponente que pega, repara y rellena en forma permanente grietas y fisuras en casi cualquier superficie. Posee una fórmula especial con la que puede pegar materiales húmedos y endurecer incluso sumergido en agua. Como la mayoría de las resinas, una vez finalizado el proceso de curado, puede lijarse y pintarse sin problemas.

Cómo quitar restos de epoxi

Las resinas están creadas para perdurar, y por ello no querrás que permanezcan en los sitios equivocados. Si al terminar de trabajar encuentras restos de pegamento donde no debería estar, no te preocupes. Aquí te dejamos algunos consejos para quitar resina de epoxi de cualquier superficie.

  • Resina epoxídica endurecida: si el adhesivo ha terminado de secarse, puedes deshacerte de los residuos con un papel de lija o una rasqueta.
  • Resina blanda: cuando aún no ha finalizado el curado, la resina es blanda y por lo tanto más sencilla de eliminar. Para esto, puedes usar un paño humedecido con alcohol isopropílico. Frota la zona afectada hasta limpiarla y seca con un trapo limpio.
  • Resina en la piel: si bien recomendamos la utilización de guantes para tu protección, es posible que encuentres residuos de pegamento en tu piel. Quítalos lo antes posible lavando la zona con agua tibia y jabón.