7 min lectura
¡Felices Pascuas!

Cómo hacer canastas de Pascuas: presume de manualidades primaverales

Cómo hacer canastas de Pascuas: presume de manualidades primaverales

Disfruta de unas fiestas diferentes creando canastas de Pascua con material reciclado y dale un toque de diversión a tu primavera. En esta guía aprenderás a diseñar una cesta especial para guardar deliciosos tesoros en forma de huevos de chocolate.

En este artículo:

CANASTAS DE PASCUA CON MATERIAL RECICLADO: ¿QUÉ NECESITAS?

Seguro que lo has visto en películas o series y quizá ya lo hayas puesto en práctica: niños y niñas correteando por casa o por el jardín buscando huevos de Pascua como si fueran tesoros. Una tradición que se ha extendido hasta nuestras tierras y que se ha convertido en una celebración de la primavera para los más pequeños.

Si vas a ponerlo en práctica, te proponemos hacer una canasta para huevos de Pascua de manualidades, decorada en forma de simpático conejo. Estos son los principales materiales que necesitarás: 

  • Una cesta sencilla con asa
  • Fieltro o cartón de color blanco y rosa
  • Bolas de algodón
  • Limpiapipas negro
  • Tijeras
  • Lápiz
  • Ojos saltones grandes, o fieltro negro para hacer los ojos
  • Pegamento
Materiales necesarios

Consejo de experto

CÓMO HACER CANASTAS DE PASCUAS

¿Ya tienes todos los materiales? ¡Es hora de pasar a la acción! Pero antes de empezar, asegúrate de trabajar con seguridad, sobre todo con los más pequeños, y lee bien las instrucciones de uso del pegamento que hayas escogido.

Si buscas un adhesivo universal, versátil, duradero y fácil de aplicar, puedes optar por 100% Pegamento de Pattex. No lleva disolventes, tiene un acabado traslúcido, y es apto para la gran mayoría de materiales de manualidades, como tela, madera, papel, fieltro, y muchos tipos de plástico. Y si te sobra pegamento después de hacer las manualidades, podrás aprovecharlo para hacer reparaciones dentro y fuera del hogar.

A continuación encontrarás cómo hacer canastas para huevos de Pascua, paso a paso:

  1. Recorta piezas de un material resistente y flexible como fieltro o cartón en forma de orejas, nariz, ojos y pies. Para las orejas, corta una pieza más grande en color blanco, y otra similar pero más pequeña en color rosa. 
  2. Pega la pieza de la oreja rosa en la zona interior de la pieza blanca y deja secar. Recuerda: ¡menos es más! Bastará con unas pocas gotas de pegamento bien repartidas para juntar las piezas sin exceso de adhesivo. 
  3. Haz una prueba de encaje para asegurarte de estar conforme con el resultado.
  4. Pega la parte inferior de las orejas en el interior del borde de la cesta.
  5. Pega dos bolas de algodón en la parte frontal de la cesta, a modo de mejillas. A continuación, pega la nariz y los limpiapipas para hacer los bigotes.
  6. Pega la cola del conejo, los pies, o cualquier otra decoración.
  7. Pon una cinta enrollada en el asa para darle un toque elegante, aplicando una gota de pegamento cada 2 o 3 centímetros para mantenerla en su lugar.
  8. Deja secar la cesta durante 24 horas antes de usarla.

Comparte tus propios proyectos

También te puede interesar